miércoles, 5 de septiembre de 2007

La Carta de No Despedida

(Esta es la carta que el martes 4 de setiembre les escribí a mis compañeros y compañeras del diario Última Hora. También la quiero compartir con los lectores de este blog:)

Queridos compañeros y compañeras de ÚH:

Esta no es una carta de despedida, lo se, pero algo de eso tiene.
A la vez es una carta de celebración, porque significa enfrentar el desafío del cambio, dar un salto a otra etapa, acelerar el movimiento, redoblar la apuesta... Algo que debería ser permanente para quienes estamos en el periodismo, aunque más de una vez nos dejemos vencer por la rutina, por el acomodamiento, por la burocracia informativa.
Creo que todos ustedes ya lo saben, pero me gusta contarles personalmente: este miércoles 5 de setiembre me mudo a Ciudad del Este.
He aceptado la propuesta profesional de trabajar en el mejoramiento de nuestra Agencia de Corresponsalía en Alto Paraná, apuntando a establecer una Redacción Regional en un plazo breve.
Es la idea de marcar una presencia más fuerte de ÚH en esa región vital del país, en todos los sentidos, pero principalmente periodístico.
Es también la intención de desarrollar un periodismo más integral y ciudadano, que -sin dejar de traer las noticias policiales y de corrupción que caracterizan a la frontera-, pueda captar las otras caras de una región a menudo estigmatizada por prejuicios, descubriendo su dinamismo comercial, sus esfuerzos emprendedores, su propuestas artísticas, su vida cotidiana, su riqueza multicultural.
Y la idea es hacerlo con la propia gente de la zona, potenciando a los corresponsales que ya tenemos, e incorporando paulatinamente a otros jóvenes periodistas.

El lunes por la noche, una amiga dirigente de una de las organizaciones de 1-A me dijo: "¿Qué es lo que le hicieron a Última Hora? Algo tiene de diferente, pero no sé que es". ¿Y te gusta, o no?, le pregunté. "¡Me encanta! Está mucho más interesante, tiene más para leer...", fue la respuesta.
Se que me voy en un momento especial, en que se sienten en el aire de la Redacción de ÚH las vibraciones que producen los vientos del cambio.
Es un buen momento, que produce naturales tensiones, inquietudes, temores... pero también dinamismo, energía, electricidad... y que reactiva nuestras ganas de ser mejores profesionales, de contribuir a que el periodismo paraguayo sea mejor, y que por añadidura pueda ayudar mucho a que este país tan castigado que habitamos sea también mejor.
A mi manera, desde mis posibilidades, quiero contribuir con este cambio.

Agradezco a los directivos de la empresa -sobre todo a Oscar Ayala y Edgar Centurión- por la confianza, y les aseguro que pondré mi empeño en no defraudar las expectativas.
Agradezco a mis colegas del Consejo de Redacción por estos años de enriquecedoras peleas y afinidades, por la pasión desatada, por las críticas y los elogios, por los gritos y los silencios, por los chistes malos y el café compartido, por la grata sensación de que en cada reunión estábamos definiendo no solo la tapa de un diario sino la radiografía cotidiana de un país.
Agradezco especialmente a mis ex compañeros de lo que fue la sección de Reportajes Especiales e Investigación, Susana Oviedo, Jorge Torres y Cristian Cantero, por lo mucho que me dieron y me soportaron. En estos años de trabajar juntos hemos aprendido y crecido mucho, humana y profesionalmente, y la amistad que dejamos crecer nos va a unir por siempre. Les deseo éxitos en sus nuevas secciones, y se que seguirán dando lo mejor de sí en esta nueva etapa.
A los demás compañeros y compañeras de Redacción: Gracias por todo lo que me brindaron, en distintos y particulares momentos. Se que hay críticas, silencios, prejuicios, o malentendidos que quizás no he sabido enfrentar, pero también se que hay un montón de afectos, de admiración mutua, de idealismo y vocación compartida, de honestidad y tolerancia, que nos unen por encima de las diferencias, y que forman un vínculo irrompible que se fortalecerá en la distancia.
A los compañeros y compañeras de Fotografía, Transporte, Paginación, Scanner, Corrección, Talleres, Publicidad, Administración, Marketing, Informática, Recepción, Servicios... gracias por el apoyo constante, por la buena predisposición demostrada en cada uno de los reportajes e investigaciones en que nos tocó trabajar, gracias porque además de buenos compañeros siempre han sabido ser buenos amigos.
Se que no tendría que escribir esta carta. Se que esta no es una despedida, aunque lo sea. Se que mi lugar en la Redacción no se borra, simplemente crece y se extiende hasta cerca del Puente de la Amistad. Se que a cada tanto estaré de visita por aquí, abrazándolos de nuevo y compartiendo experiencias. Se que estaré a mano por teléfono, por el mail, por el chat, por el blog, y por todas las infinitas posibilidades de comunicación que nos abre la tecnología. Se que los esperaré siempre con un rico café cuando vayan a CDE a apoyarnos en el trabajo, o simplemente a pasear y hacer compras. Se que nada cambia, aunque todo sea diferente.

Así que esta es, simplemente, mi Carta de No Despedida.

Afectuosamente.

andres

2 comentarios:

  1. Juan Esteban Ayala R.11 de septiembre de 2007, 8:50

    Hola Sr. Andrés!

    Me alegra mucho que estés por mi ciudad!

    Todas las veces que cae en mis manos un ejemplar de UH lo más importante es leer lo que escribes!

    Tu profunda visión de la realidad! La forma que lo describes y otros ingredientes literarios, hacen que tantos textos tuyos sean verdaderas obras de arte! La imagen que transmitiste este sábado por ejemplo, del "sacoleiro" fue lindo, pero me quede con las ganas pues solo fue el comienzo... no tuvo final...

    He crecido en esta ciudad... también soy bastante observador y alguna vez ya fue columnista invitado en un semanario local y creo alguna vez, mas adelante talvez pueda aportar mi grano de arena para ti.

    Se que talvez no lo necesitarías! Simplemente que los habitantes de estas latitudes si necesitaríamos que se nos vean desde otra perspectiva. Y has venido para tratar de difundir y quizá de aportar tu luz a nosotros... yo tengo algo de carbón... tú tienes el fósforo... quiero que enciendas el fuego que talvez ilumine un poco al este!

    Gracias por venir!

    Saludos y hasta muy en breve!

    Juan Esteban Ayala R.
    C.I. 1.390.402

    ResponderEliminar